Archivo de la etiqueta: opinión

8 letras difíciles de pronunciar.

blanco_truchoMuchos lo desdeñan llamándolo el día de El Corte Inglés (o, en su día, de Galerías Preciados). Otros tantos se dejan llevar por el consumismo que desvirtúa su razón de ser. Y es que el día de hoy se ha convertido en una de las tantas asimilaciones de nuestro calendario, con orígenes desconocidos para la mayoría, pero que nos recuerdan asuntos de cierta relevancia. Yo no soy muy dada a celebrar este tipo de fechas, como tampoco me gustan el día de la mujer trabajadora (como si alguna no lo fuera) el día de todos los santos (o ese colmo anglosajón llamado Halloween) o el resto de patrones y fiestas vinculadas al santoral católico, ortodoxo, protéico copto o judeomasónico.

Pero eso no quita que me resulte interesante saber de dónde proceden estos usos y costumbres. Espiando en internet he descubierto que la tradición de celebrar el amor se remonta a tiempos ancestrales. Desde la antigua Roma, donde celebraban ritos de fertilidad pagana conocidos como Lupercalia, hasta la conversión católica de esta festividad, en el año 496, por parte del Papa Gelasius I, estableciendo su festividad el 14 de febrero. Desde entonces, ha ido mutando y cogiendo la forma que todos conocemos hoy en día. Lo cierto es que, como casi todo lo que hacemos, este modo de celebrarlo se lo hemos copiado de nuevo a los anglosajones. Ellos llevan desde el siglo XV escribiéndose poemas entre enamorados y, posteriormente, enviándose tarjetas de amor gracias a la visión de negocio que tuvo Esther Angel Howard* en 1842.

En cualquier caso, si tengo que dar mi opinión sincera al respecto de este día, os diré que, si bien no entiendo el mercantilismo y el “regaleo”, sí que siento que es importante poder decir a quienes queremos que lo hacemos. Las obligaciones y aceleraciones de nuestro día a día hacen que procrastinemos ese momento de mirarnos a los ojos y decirnos que nos queremos, o peor aún, que se convierta en una expresión vacía y sin significado.

Por eso hoy, o cualquier otro día que estimemos oportuno, digamos “Te quiero“. A tu pareja, a tus padres, a tus amigos, a tus compañeros de trabajo, de autobús, a tu vecino (al mío, no) a tu perro, a tu jefe (si fuera necesario) a todas las personas que cuando imaginamos nuestra vida sin ellos sería mucho peor.

 Feliz día a todos los que os sentís queridos y queréis. Sin importar por quién o a quién.

*Datos recopilados gracias a mi querida  Wikipedia ¡Te quiero Wikipedia a ti también!

Foto: Makeyourwall.com