ÍDOLOS QUE NO SON DE BARRO

buda-estatua Desde que tenemos uso de razón nos enseñan que en esta vida hay que tener ídolos y héroes. Los unos más divinos, los otros más mundanos. Pero en el fondo nos muestran códigos de conducta o referencias que podemos imitar para ser mejores personas. En algunos casos, esas referencias son religiosas. En otros, meramente populares.

Hay gente que crece con las tradiciones. El apego a la tierra, las costumbres y la familia. Hay gente que madura escuchando lo importante que es triunfar y acaudalar bienes. Hay mujeres que sueñan desde pequeñas con casarse y tener hijos. Hombres que quieren tener poder y fama. Hay personas que solo quieren disfrutar de la vida sin pensar en el futuro.

Yo tuve un ídolo de carne y hueso. De esos que puedes abrazar y tocar. Tenía los ojos como el cielo y llenos de amor. El pelo gris de tanto cavilar y las manos morenas de ponerlas abiertas al sol. Era muy sabio. La sabiduría que no dan las clases. Era mayor y libre, aunque fue joven y preso de sus compromisos. Era bueno. Era el mejor.

Él me dijo cosas enormes. Me enseñó lo que en verdad importa. No me pidió que le obedeciera nunca. Que siguiera su ejemplo. Me quiso siempre. A mí y a todos. Y así, sus palabras calaron sin querer y sin parar.

Dentro de un mes cumplo 33 años. La edad de Cristo, dirán algunos. Pero Cristo, al cual respeto por todo lo que significa su figura, murió con esa edad. Mi ídolo lo que hizo fue nacer. Encontró su nueva vida. Una vida llena de respeto y de bondad. Fue un camino duro, pero él siempre podía hacerlo todo.

Llevo tiempo preguntándome si yo podré hacer lo mismo. Ahora sé que no. No haré lo mismo. Porque no quiero hacerlo. Cada uno debe seguir su instinto y no copiar lo que hace otro. Pero sé que seguiré tu camino siempre. Y no hay palabras que me hagan salirme de él. Porque para mí, eres el mejor ejemplo que nadie pueda tener. Y porque sé que todo lo que me enseñaste me hizo mejor persona.

Se acabaron las excusas. Las mías y las que me ponen los demás. El mundo ha procrastrinado suficientes buenas intenciones ya.

Anuncios

2 pensamientos en “ÍDOLOS QUE NO SON DE BARRO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s