El amor se nos hace bola…

26

¿Os ha pasado alguna vez que intentas hacer algo y por más que te esfuerzas, no hay manera? Esto en mi pueblo se denomina hacerse bola, como los trozos de filete que nos metíamos en la boca de pequeños y no había manera de tragar, en el fondo porque no queríamos…
Digo en mi pueblo porque la primera vez que lo dije fuera de Madrid mi novio, donostiarra de toda la vida, me miró como si fuera un bicho raro. Creo que el término es súper gráfico y sencillo de entender… Se convierte en tarea imposible pero sobre todo porque así lo queremos. Nunca se nos hacía bola nuestra comida favorita así que era una bola “buscada”. Esto a veces sucede con el amor.
Por eso, cuando mi amigo Nacho me avisó de que Bárbara Alpuente había sacado un libro titulado “El amor se me hace bola” pensé dos cosas:
– “Me lo compro”
– “Me lo compro… ahora mismo”
Y como estaba en el trabajo (sí, ya sé que todos vosotros solo utilizáis el ordenador para trabajar y que nadie usa redes sociales o internet en su horario laboral excepto yo) decidí pedirlo online, con la gran suerte de que al día siguiente ya estaba entre mis manos.

Sobre el libro en cuestión no sé si seré muy objetiva. Llevo años siguiendo a Bárbara (figurativamente, quiero decir, o sea, menos que un acosador y más que la Mazagatos a Vargas Llosa). Me encanta su estilo, me siento muy identificada con su forma de contar las cosas y me hace reír como si fuera la primera vez que leo algo suyo.
En esta ocasión, el libro narra distintos momentos y situaciones del amor y a cada una le otroga un título de película. Véase, “Hola ¿estás sola?” (mi favorito) “Tienes un email” (hablando de las relaciones por internet) u “Olvídate de mi” (para cuando la relación se termina) Algunas situaciones me hicieron literalmente llorar de risa (concretamente cuando describe sus vacaciones sola en una casa rural) Memorable.

Lo que más admiro es que es simple y brillante. Parece que en lugar de leer, estés escuchándole y eso hace que empaticemos rápidamente y nos parezca que le conocemos. Y sobre todo, agradezco que no quiera crear un personaje como el de Carrie Bradsaw, antítesis de una soltera admirable (bueno yo sí que admiro lo que estira el sueldo de columnista, como para vivir en Manhattan y tener tal colección de Alta Costura) Por lo demás es detestable.

Porque la realidad es que todas somos solteras y ninguna necesitamos un hombre que nos resuelva la vida. Escogémos la opción o no de compartir nuestra vida con uno, de disfrutar momentos o de conocer a muchos. Pero somos personas individuales. Yo tengo pareja hace muchísimos años pero no quita que esté de acuerdo con la mayoría de las situaciones que se encuentran en este libro.

El día que a nadie le importe si tenemos pareja, hijos, perros o con quién nos acostamos, ese día, la humanidad habrá alcanzado su punto máximo de desarrollo. Mientras tanto, prueba a leerte este libro para sobrellevar la espera mejor. Lo malo que es muy cortito y la espera parece que será laaaarga.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s