Adiós a un tupé y a una chupa de cuero

No habrá nunca un personaje más deseable que Johnny Castle en Dirty Dancing. Pasen los años que pasen, siempre conseguirá sacar algún suspiro con su tupé y sus pantalones prietos.

Hoy ha muerto uno de mis ídolos de adolescencia. Quizás al que más he admirado.

Reconozco que iba conduciendo y al oirlo, he sentido como un puñetazo en el estómago y me he llevado la mano a la boca.

No fué un buen actor. No estará nunca en una lista como mejor intérprete. Pero consiguió que medio mundo llorara a moco tendido con Ghost y que se riera como nunca al verlo vestido de mujer junto a Snipes en “A Wang Foo, gracias por todo, Julie Newmar”.

Solo me queda ya su clónico, Morten Harket. Rest in Peace

____________________________________________________________________

Johnny: ” Look, spaghetti arms. This is my dance space. This is your dance space. I don’t go into yours, you don’t go into mine. You gotta hold the frame”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s