Guerra y Paz

Hace unos días enciendo la televisión, después de un descanso catódico bastante remarcable, y veo como unos tanques avanzan en un territorio que no se parecen a los paisajes palestinos o iraquíes a los que estamos acostumbrados a ver en estos casos. Así que leo la cola impresa en la pantalla. Georgia dice, Guerra en Rusia.

¿Guerra en Rusia?. ¿Ahora?. Después de todo lo que ha pasado…

Os juro que las imágenes me parecían sacadas de una película. Y pensé: “Otra vez…”
Otra vez vamos a pasar una semana hablando del conflicto, haciéndonos los eruditos, llevándonos las manos a la cabeza por lo civiles asesinados en actos de guerra y viendo tertulias políticas por televisión. ¿Para qué?. Para luego olvidarnos.

No quiero parecer insensible, pero a estas alturas de la guerra en Iraq, ¿alguien se asombra de las cifras de muertos, los atentados suicidas, o los avances de los ejércitos cuando lo ve en las noticias? Nuestras entrañas se han acostumbrado a imágenes inhumanas que ya pasan sin filtro ante nuestros ojos y no nos tocan. Yo las veo incluso a la hora de comer, y los muertos que cuentan son solo un número que no significa nada. Y quizás un día, si estoy muy sensible, pienso en la pobre suerte de esa gente, pero después cambio el canal o pasan a los deportes y todo desaparece, como si se esfumara y fuese sólo un teatro. Eso es la guerra.

Yo me pregunto cuando acaba una guerra, y se llega a acuerdos de paz, y se reparten los territorios o cambian los nombres, o reubican a los ciudadanos o les cambian la soberanía, ¿qué deben pensar los familiares de las víctimas?. Me pregunto si después de esa pesadilla que nosotros solo vemos con cuentagotas, mirarán hacia adelante y dirán: “qué bien, todo esto para nada, para llegar a algo que podríamos haber hecho antes de empezar, para eso ha muerto toda nuestra familia”.

Hoy en día, y sin querer herir orgullos personales, el mundo es un todo, no hay fronteras éticas, y luchar con tu vida por delimitaciones territoriales me sigue pareciendo absurdo. Total, ¿quién hizo esas marcas?. En fin, debe haber algo más que yo no consigo entender, perdón por mi ignorancia, porque si es tan sólo esto, me asusta pensar la clase de personas que dirigen el mundo.

Anuncios

2 pensamientos en “Guerra y Paz”

  1. Con textos como este, corres el peligro de parecer alguien que piensa.Particularmente, te animo a que sigas así. La mitad de tus amigos (qué digo la mitad, los tres cuartos) pasarán por encima del texto sin leerlo, pero supongo que llevas mucho tiempo preparada para que cosas de ese tipo te importen.Ánimo. A seguir.

  2. Tus amigos leemos el texto…En fin , me ha encantado tu reflexión y … si , filtramos cualquier cosa , ya nada nos impacta , ya nada nos asusta ni nos sorprende . Una pena , espero que empecemos todos a reflexionar como tu has echo y cosigamos al menos pensar un poco en como mejorar el camino a donde nos dirigimos …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s